Ya se han cortado los berdugos y las sargas, que posteriormente atarán los troncos de las nabatas del Cinca y del Gállego. La Asociación de Nabateros d’a Galliguera invita a unirse a esta asociación a todas aquellas personas que lo deseen a hacerse socios para colaborar con la recuperación de esta tradición.

Los demás días de trabajo nabatero serán:

– Sábado 9 de abril: retorcer berdugos 

– Jueves 14, viernes 15, sábado 16, domingo 17 y sábado 23 de abril: construcción de nabatas.

– Domingo 24 de abril: descenso de nabatas por el río Gállego.

Los socios pueden colaborar en la dura tarea de construir la nabata o en tareas de difusión o colaboración económica con la asociación. Los nuevos socios y socias colaborarán con los objetivos de la asociación que son:

– Mantener la recuperación de una antigua tradición.

– Sensibilizar a la población de la comarca y de toda la comunidad de los valores medioambientales de un río vivo.

– Buscar un desarrollo sostenible con el medio natural.

– Concienciar de la importancia del patrimonio cultural y del río como ecosistema vivo con actividades y el descenso de la nabata.

En los diecisiete años pasados numerosos nabateros y  nabateras de la zona, con la ayuda de los nabateros del Sobrarbe y Hecho, han realizado el descenso de una nabata (en el 2012 fueron dos nabatas). Las tareas que realizan los nabateros en varias jornadas de preparación y trabajo son en primer lugar cortar las sargas o berdugos para atar la nabata. En una segunda jornada retorcer las sargas / berdugos para atar la nabata. En los días anteriores al descenso de nabata en el antiguo molino de Murillo de Gállego se preparar la nabata con el trabajo de placha: adobar la madera, preparar la mortaza y barrenar, montarlos conchez y los maderos para atar, luego atar los trampos con verrugos de sarga.

Para finalizar la construcción de la nabata el día de su descenso, que este año 2022 es el domingo 24 de abril, hay que aguar los trampos, acoplarlos, poner las remeras, los remos y el ropero.

Otras muchas personas voluntarias realizan trabajos de apoyo, para los que os pedimos vuestra colaboración, pues son muy importantes para que esta actividad se pueda realizar. Este año será el décimo octavo descenso de nabatas por el río Gállego que se está consolidando como un importante atractivo cultural y turístico en la comarca de la Hoya de Huesca-Plana de Uesca.

El descenso se realiza por el río Gállego, el Flumen Gallorum, un río que ha sido históricamente una senda de agua para almadías o nabata. Durante siglos los nabateros o almadieros de La Galliguera transportaron madera por el río llevándola, desde los bosques del Pirineo y San Juan de la Peña, a los pueblos y ciudades del llano, donde se vendía para la construcción de casas, o incluso hasta el mar, por el Ebro, para hacer barcos. Con el agua del deshielo se bajaban los troncos, atándolos y formando unas plataformas llamadas almadías o nabatas, que eran dirigidas por los almadieros con largos remos.

Dejaron de navegar por el Gállego en la primera década del siglo XX, tanto por la construcción del Embalse de La Peña como por la llegada del ferrocarril, que permitía un transporte más rápido y cómodo. Las nabatas se han recuperado casi un siglo después, desde esta asociación que espera poder seguir favoreciendo la recuperación de esta actividad.

Más información: Pedro Borau, presidente de la asociación: 629 319 034.