Cerca de cien personas con muchos niños han participado en esta última actividad de las XV Jornadas por el río Gállego guiada por el herbodietista Manuel Roncero.

Por la mañana con un tiempo estupendo las cerca de cien personas dieron un paseo por el pueblo y los alrededores de Riglos y sus mallos disfrutando de todas las explicaciones sobre los usos medicinales y curativos de cada una de las plantas del camino.

Las plantas cuyos usos se destaco fueron, la oliva, el marrubio, leche trezna, romero, ortiga, buxo, borraja, rosa canina, diente de león, escaramujo, cola de caballo, sauco, hipérico, salvia, hinojo, espino albar-arto… y muchisimas más que aparecieron por el camino.

Se comenzó subiendo del lavadero a la iglesia donde se encontraron rosa canina, regaliz de palo, marrubio que cura heridas, cardo mariano, el té de roca que empezaba a salir, la sanguinaria, la ajedrea y se analizo las propiedades digestivas u astringentes de cada una.

Desde debajo de los impresionantes mallos se volvio al pueblo teniendo la impresionante sorpresa de poder ver y analizar el erodium gausenianum, el geranio de los buitres, planta endémica que solo se encuentra en esta zona de todo el mundo, que coloniza los rellanos, grietas y pies de roquedos de los conglomerados calcáreos; buscando los suelos nitrificados por las deyecciones de los buitres que allí anidan. Fue un momento emocionante en la excursión.

En las mismas calles del pueblo ya se encontró la planta del gordolobo, al que estaba dedicado esta jornada con ejemplares de medio metro.

Otro momento importante se vivió en el olivar situado a la salida del pueblo, catalogado por un grupo de estudio japonés como el quinto más viejo del mundo. Los niños de la excursión abrazaron entre todos una espectacular olivera.

En esta zona encontraron plantas mediterráneas como la esparraguera, tomillo, espino blanco, madroño, enebro diurético, sabina, ajo silvestre y se explico que la mezcla de ajo, espino y olivera sirve para bajar la tensión.

La comida de alforja de la jornada en la fuente morena con muy buen ambiente, compartiendo entre todos de todo. De camino al centro de interpretación de aves Arcaz encontramos el aljiletero y geranio de san Roberto, el sauco, ortigas que son depurativas de sangre, colleja.

Unas buenas vistas se tuvieron en los restos de la ermita de la cruz  entre carrascas los vecinos de Riglos participantes contaron el nombre de los mallos.  

Por la tarde en el refugio de Riglos tuvo lugar la charla y la exposición de plantas medicinales celebrando el XXX aniversario de la lucha contra el proyecto del pantano de Biscarrués.

La exposición ha quedado ahí instalada durante un mes y para finalizar se realizó un sorteo de una cesta con productos del Reino de los Mallos.

Una jornada completa para aprender mucho y disfrutar más de las plantas, sus propiedades y el paisaje.

Más información: Manuel Roncero: 620955111